Qué es una auditoría fiscal

A lo largo de la trayectoria y vigencia de una compañía se deben realizar puntuales auditorías fiscales para garantizar que la contabilidad global de la compañía está en regla, es decir, su situación financiera y tributaria. Se debe verificar todo registro contable que se haya producido y que tenga a la empresa como parte involucrada (empresa, o particular, que también son objeto de auditorías tributarias). Ante la cuestión de qué es una auditoría fiscal, decir que es una necesidad y obligación de toda entidad empresarial no sería erróneo. Hoy en día, la supervisión milimétrica de las cuentas y los movimientos contables de cualquier compañía es vital para su supervivencia.

Este ejercicio auditor se realiza al amparo del Código de Comercio que viene incluido en el Código Orgánico Tributario, y que marca las leyes regulatorias de la contabilidad. No es la única normativa que tenemos en nuestro marco fiscal y tributario para asuntos contables, dependiendo de sus características.

Pero vamos a explicar más en concreto qué es una auditoría fiscal y quiénes son los perfiles que intervienen en ella, teniendo en cuenta que existe la auditoría interna y la externa.

Fases para entender qué es una auditoría fiscal

Una de las razones que empujan a la realización de una auditoría fiscal es identificar si la empresa ha llevado hasta ahora una adecuada planificación fiscal o simple y llanamente no ha existido ninguna. Con la especificación de una planificación minuciosa y detallada, se evitan errores y se gana en ahorro fiscal tras analizar las reducciones, deducciones, bonificaciones e incentivos aplicables en cada supuesto.

Como ya hemos avanzado, en el ejercicio de saber qué es una auditoría fiscal y llevarla finalmente a cabo, es imperativo inspeccionar la información/movimientos contables de la compañía, además de su documentación fiscal y tributaria. También el de las personas jurídicas involucradas. El objetivo no es otro que asegurarnos que se cumple con las normativas actuales tributarias.

Fase inicial auditoría fiscal

Selección de documentación a analizar y petición al profesional o empresa a auditar de toda la información necesaria y disponible para así alcanzar un conocimiento pleno de su estructura y funcionamiento. Se estable un orden de análisis de la documentación que depende enteramente del auditor fiscal.

Inicio de la auditoría específica

Comienzo de los trabajos de Investigación de las cuentas del balance, de los resultados que se han obtenido, de los documentos, del registro, situación impositiva, etc. Así hasta repasar absolutamente todas las operaciones que han realizado en la compañía.

Clasificación de la información por tipología

Con los datos y la información del balance de la situación correctamente extraída, se debe clasificar según tipología y funcionalidad. Habrá información específica que se deba entregar a la administración pública, otra relativa a la situación fiscal de la empresa, también información de inversores y/o personas jurídicas. Toda ella se presentará debidamente estructurada según estas finalidades para un mejor entendimiento y procesamiento.

Los impuestos relacionados con la actividad empresarial en una auditoría fiscal

Las obligaciones fiscales de toda actividad económica, en su mayor parte, hacen referencia a los impuestos que se deben pagar. Toda auditoría fiscal ha de comprobar cuáles son y en qué situación se encuentra la empresa o la persona jurídica en relación a su correcta presentación y a su legal cumplimiento.

Los principales:

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)

Las aportaciones obligatorias tributarias a los trabajadores que se deben satisfacer con Hacienda.

Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA)

Comprobación de la correcta o no presentación del IVA a la Agencia Tributaria en función de sus características jurídicas.

Impuesto de Sociedades

Toda sociedad mercantil ha de satisfacer este tributo impositivo directo respecto al 25% de su base imponible, es decir, de la renta obtenida por la sociedad en el correspondiente período impositivo, menos las bases imponibles negativas de ejercicios previos (se le conoce como el IRPF de las personas jurídicas).

Impuesto sobre Actividades Económicas

Sólo es aplicable a sociedades y autónomos que posean una cifra de negocio anual superior al millón de euros.

Declaración anual de operaciones con terceros (modelo 347)

Modelo que hay que presentar anualmente cuando se hayan establecido operaciones comerciales con terceras personas o partes por valor superior a los 3.005,06 €. Se refiere a esa cantidad con un mismo proveedor. Si son varios proveedores, y con cada uno de ellos no se supera tal cifra, no será necesario presentar el modelo.  Os contamos más sobre el modelo 347 aquí.

Otros impuestos sobre los que se una auditoría fiscal ayudará, si es posible, a conseguir un ahorro fiscal notable a través de reducciones, deducciones, bonificaciones e incentivos aplicables, serían:

  • Impuesto sobre la renta de no residentes (IRNR)
  • Impuesto sobre el Patrimonio (IP)
  • Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones
  • Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales
  • Impuesto de Actos Jurídicos Documentados
  • Impuesto de Incremento de Valor sobre Terrenos Urbanos
  • Procedimientos tributarios y defensa del contribuyente

Lucha contra el fraude fiscal

A la pregunta de qué es una auditoría fiscal se puede responder perfectamente como una herramienta para identificar y prevenir el fraude fiscal, ya sea accidentas o mal intencionado. Y es que está más extendido de lo que la gente podría pensar este tipo de irregularidades que, a través de una auditoría interna, es posible controlar. Delitos fiscales de esta índole, si no se identifican a tiempo, pueden ocasionar el cierre definitivo de una empresa o sociedad.

Conclusiones

Si nos preguntamos qué es una auditoría fiscal y tenemos un negocio, no es ni mucho menos una buena señal de cómo se está hasta ese momento desarrollando la gestión y administración financiera. Hay que ver la auditoría fiscal como una inversión a corto y medio plazo que ayuda a controlar al detalle los balances y situación contable de toda empresa, y además, colabora activamente en la concepción y cumplimiento del plan de ahorro fiscal que se le haya confeccionado a la empresa por su asesoría fiscal.

En JDV Asesores conocemos a la perfección el mecanismo, planificación, ejecución y supervisión de toda materia fiscal relacionada con personas físicas y jurídicas, por supuesto, incluyendo las auditorías fiscales. Estamos a vuestra disposición en todo momento.

Deja un comentario